Artículo de Blog
Computación en la nube, fabricación en la nube y la Industria 4.0

En los últimos años hemos podido desarrollar nuevas herramientas que permiten coordinar actividades complejas a distancia gracias al Internet. Dentro de ellas, tenemos un conjunto de herramientas conocido hoy como la Computación en la Nube o Cloud Computing (CC). De una manera simple, la CC es una tecnología que te permite acceder a aplicaciones y servicios desde la internet. Es decir, que ya no necesitamos instalar un software o almacenar datos en nuestra computadora personal o servidor local. En lugar de esto, podemos acceder a software, almacenar y procesar información de manera remota desde la nube.
Para dar ejemplos de computación en la nube, basta con pensar en servicios como Google Drive, iCloud, Dropbox y WeTransfer. Todos ellos tienen algo en común, usamos internet para conectarnos a esta aplicaciones y todos almacenan nuestra información en la nube. Aquí, “la nube” se refiere al Internet como una red de comunicación, para el almacenamiento distribuido y la entrega de servicios.

Por eso, antes de continuar con este blog, quisiera hacer un apartado para invitarte a nuestro Curso En Línea “Industria 4.0 – Contexto, Conceptos y Aplicaciones” donde explicaremos con lujo de detalle lo que es la Industria 4.0, el Cloud Computing y los otros pilares que hacen de esta tendencia algo impresionante. HAZ CLIC AQUÍ PARA SABER MÁS DE NUESTRO CURSO EN LÍNEA.

La ventaja de los servicios en la nube es que podemos acceder a nuestra información desde cualquier lugar con internet. En resumen, la computación en la nube ofrece la capacidad de acceder a recursos informáticos a través de la internet. Por un lado, significa que no tenemos que preocuparnos por el mantenimiento ni por la integridad de la información. Por otro lado, podemos acceder a los servicios cuando queramos y desde cualquier lugar con internet. Finalmente, podemos escalar los recursos informáticos según lo necesitemos (bajo demanda). Por ejemplo, en el caso de usar Dropbox, basta con pagar más para tener acceso a más espacio de almacenamiento.

De esta manera, hoy día la computación en la nube se divide en 3 modelos:

Software como Servicio (SaaS): El proveedor externo aloja aplicaciones y las pone a disposición de los clientes a través de Internet. Este tipo de modelos lo utilizan empresas como Microsoft (Microsoft Office En-línea) o SAP (Enterprise Resource Planning).

Plataforma como Servicio (PaaS): El proveedor externo ofrece por Internet herramientas de hardware y software para que el cliente pueda desarrollar sus propias aplicaciones. En este caso el proveedor de PaaS aloja el hardware y el software en su propia infraestructura. Esto evita a los usuarios el tener que instalar hardware y software interno para desarrollar o ejecutar una nueva aplicación.

Infraestructura como Servicio (IaaS): El proveedor externo aloja los componentes de infraestructura tradicionalmente presentes en un centro de datos local. Tales como servidores, almacenamiento, hardware de red, así como una o múltiples máquinas virtuales.

No obstante, así como se pueden ofrecer recursos informáticos (o computacionales) a través de Internet, computación en la nube. También podemos adaptar el mismo concepto para la fabricación, ofreciendo e intercambiando recursos de fabricación a través de internet. A esto se le llama fabricación en la nube o cloud manufacturing (CM). El principio de funcionamiento es que los proveedores administren eficazmente sus recursos y capacidades de fabricación. Para que puedan ponerlos a disposición de los consumidores como servicios en una nube de fabricación administrada por un operador.

Siguiendo este concepto, las empresas podrían compartir recursos de fabricación completamente heterogéneos, para tareas simples y para complejas misiones de fabricación colaborativas en todo el mundo. Las capacidades de CM están destinadas a apoyar todo el ciclo de vida de un producto. Cubriendo un amplio espectro de servicios en la nube, desde el análisis de los requisitos del mercado y del cliente. Hasta la planificación de recursos, el diseño de productos, la simulación, el control de la cadena de suministro, la fabricación, la gestión, el mantenimiento y servicios para actividades de fin de vida del producto.

Mediante el uso de tecnologías IoT, sistemas integrados, identificación por radiofrecuencia (RFID), redes de sensores, GPS, etc. Los recursos y las capacidades de fabricación pueden detectarse de forma inteligente, controlarse y gestionarse de forma remota por Internet. Al igual que los modelos de aplicación de la computación en la nube: software (SaaS), plataforma (PaaS) e Infraestructura (IaaS). Las aplicaciones de infraestructura, plataforma y software también se pueden ofrecer como un servicio en CM. Todas referidas a una fase específica del ciclo de vida de fabricación. Es decir, Diseño como Servicio (DaaS), Mecanizado como Servicio (MaaS), etc.
Así, las pequeñas y medianas empresas también podrán utilizar aplicaciones complejas o costosas, accesibles hasta ahora para las grandes empresas. Además, al igual que el CC, el CM funcionaría con un sistema de pago según el uso. Reduciendo el costo de producción y mantenimiento, lo cual eliminaría también algunas barreras económicas. Tales como una fuerte inversión en maquinaria y sistemas de TI, incluyendo la depreciación rápida de equipos de fabricación. Hay muchas otras ventajas además del aspecto económico. Como la actualización de los servicios en la nube con nuevas características y funciones. O incluso la escalabilidad de licencias con respecto al número de usuarios y capacidad de la aplicación. Finalmente, con la fabricación en la nube se puede utilizar la mejor combinación de recursos, independientemente de su localización física. Esto lleva a la realización de conceptos como DAMA (Design Anywhere, Manufacture Anywhere).

Para resumir, la fabricación en la nube (Cloud Computing) es un nuevo modelo de servicios de fabricación, infraestructura y tecnología. Este modelo permite a los usuarios acceder a un catálogo de servicios estandarizados y satisfacer las necesidades de su negocio. De manera que el usuario tenga la flexibilidad de incrementar su carga de trabajo, pagando solo por el consumo realizado.

¿Quieres saber más sobre nuestro curso en-línea “Industria 4.0- Contexto, Conceptos, Aplicaciones? ¡HAZ CLIC AQUÍ PARA TENER MÁS INFORMES!

9

Cloud Computing

Es una tecnología que nos permite acceder a aplicaciones y servicios desde la internet

9

Ventajas del cloud computing

se puede acceder a nuestra información desde cualquier lugar con internet, sin preocuparse por el mantenimiento ni la integridad de la información

9

Modelos de la computación en la nube

Se divide en tres modelos, software como servicio, plataforma como servicio e infraestructura como servicio

¿Necesitas apoyo en tu empresa en Industria 4.0?
Considera a IMEPI cómo un fuerte aliado en tus proyectos

En IMEPI, tenemos ingenieros participando activamente en proyectos de innovación e inteligencia artificial dentro y fuera de México, además de evaluar proyectos de innovación tecnológica en la Comisión Europea, lo que nos permite ayudarte a desarrollar tus proyectos en tu empresa relacionados con las nuevas tecnologías de Industria 4.0. Por otro lado, si lo que buscas es formar a tu personal en este tema, ofrecemos capacitaciones a empresas sobre el tema de «Industria 4.0». ¿Te interesa saber más sobre nuestras capacitaciones y/o servicios en Industria 4.0? ¡No dudes en contactarnos!